Todos los campeones de Formula 1

Escrito por admin. Posteado en Historia de la Formula 1

wk1950 farina 300x182 Todos los campeones de Formula 1Desde aquel lejano 1950 en que tuvo lugar el primer Campeonato del Mundo de F1, en el que Nino Farina logró su primer y único campeonato arrebatándoselo en la última carrera al que luego sería pentacampeón Fangio, han pasado 62 años y otras tantas temporadas que han ido repartiendo fortuna entre los más de 800 pilotos que han intentado alcanzar la gloria.

Al final 32 pilotos han conseguido lo más difícil, vencer a todos sus oponentes y ganar el ansiado campeonato. De ellos, 6 están en activo compitiendo en los circuitos esta temporada: Schumacher (7), Alonso (2), Vettel (2), Hamilton (1), Raikkönen (1) y Button (1).

No hay mejor manera de inaugurar un blog sobre Fórmula 1 que hacer un pequeño homenaje a estos 32 hombres que ya han conseguido que sus nombres permanezcan para siempre escritos con letras de oro en la historia de la Fórmula 1.

 

michelc Todos los campeones de Formula 1
Campeonatos 7
Victorias 91
Poles 68
Podios 155
fangioc Todos los campeones de Formula 1
Campeonatos 5
Victorias 24
Poles 29
Podios 35
alainprostc Todos los campeones de Formula 1
Campeonatos 4
Victorias 51
Poles 33
Podios 106

La tormenta perfecta

Escrito por admin. Posteado en General

d12eur2363 thumb La tormenta perfectaLa mañana había amanecido soleada y veraniega, inundada de luz brillante y mecida por una ligera brisa que apenas se dejaba sentir en las innumerables banderas españolas. Ni la tensión de la parrilla, ni el bullicio del graderío conseguían empañar lo más mínimo el idílico paisaje digno de una postal turística, así que nada hacía presagiar la impresionante tormenta que estaba a punto de desatarse sobre el circuito urbano de Valencia.

Hay quien no entenderá lo que digo, porque cualquiera que siguiera la carrera o haya oído hablar de ella, sabrá que no hubo truenos, ni agua, ni fue necesario recurrir a los neumáticos de lluvia extrema… sin embargo, cualquier aficionado que la viera “de verdad”, sabrá inmediatamente a qué me refiero.

No fue una tormenta de agua y truenos, sino de talento, profesionalidad, habilidad y pundonor lo que sacudió Valencia. No fueron rayos los que electrizaron las gradas, ni agua lo que hizo saltar a la gente de sus asientos. Fue el genio desatado de un piloto que desde la primera a la última vuelta transmitió a la grada de forma directa, y al mundo a través de la televisión, que con su portentosa cabalgada se estaba ganando un billete que, no sólo le llevaba a lo más alto del podio, sino que además le daba acceso a las páginas más memorables de la historia y la leyenda de la formula 1.

dpl1224ju106 thumb1 La tormenta perfecta

El desarrollo de la carrera no merece ser contado, porque es imposible hacerlo sin desmerecer lo ocurrido. Gracias a Dios la tecnología nos permite rememorar mil veces el momento y volver a ver la carrera las veces que sea necesario. Quien se conforme con datos y hechos se conforma con bien poco.

En cualquier caso, todo el mundo sabe que Fernando Alonso ocupaba el puesto nº 11 en la parrilla, y que tras su primer zarpazo en la misma salida ya era 8º. Pasaron las vueltas, y fue devorando kilómetros a la par que adversarios, así que cuando la bandera a cuadros se cruzó en su camino, ya era 1º y las gradas explotaban de felicidad ante el milagroso espectáculo que acababan de presenciar.

Al final, y para que las cosas cuadren en las mentes en que tengan que cuadrar, decir que la tormenta acabó trayendo agua, aunque no a la pista, sino a los ojos de Fernando y a los de muchos espectadores que vivieron con él dos horas increíbles.